Haz que tu evento luzca más profesional

Si quieres que tu evento sobresalga por encima del resto es importante cuidar los pequeños detalles que marcan la diferencia. Uno de ellos es la iluminación.

Si quieres que tu evento sobresalga por encima del resto es importante cuidar los detalles porque son estos los que marcan la diferencia. Uno de ellos, la iluminación.

¿Quieres entonces saber cómo sacar el máximo partido a la luz de tu evento? Te presentamos algunos consejos que ayudarán a que tu servicio suba el nivel de calidad.

La luz no tiene una sola función, sino muchas y debemos adaptarlas en tanto a las necesidades que se presenten. No basta solo con encender una luz y que se vea, eso cualquiera puede hacerlo. Una buena iluminación hará más dinámico, divertido y llamativo aquello que ilumine. Te estarás preguntando entonces qué diantres hay que hacer para conseguirla. Pues bien, allá voy, pero antes de nada advierto que esto no se centrará en el apartado técnico; para eso ya están los manuales, sino en el apartado creativo:

  • ¿Cuál es el foco de atención?

En todo evento habrá, al menos, una persona encargada de presentarlo. Es importante configurar las luces en base al movimiento de estas personas y teniendo en cuenta su posición. Para ello, podemos articular una coreografía, tanto en el movimiento de la iluminación como el de los protagonistas del evento, indicándoles a cada uno de ellos dónde deben situarse en cada momento y advirtiéndoles de los planes sobre nuestra configuración lumínica. Así conseguiremos no solo tener presente en cada momento lo que va a suceder pudiendo iluminar con mayor exactitud y precisión, sino haciendo de esa coreografía un evento más dinámico, cambiante y, por tanto, llamativo.

Lo que se pretende con las luces es focalizar la atención del espectador en un punto concreto. Una buena iluminación siempre será capaz de mantener concentrado al receptor en aquello que se pretende sin causar distracciones que, a su vez, pueden llegar a ocasionar aburrimiento.

  • El fondo, el espacio, el entorno.

Es muy aconsejable hacer un estudio previo del espacio del que disponemos. De esta forma podremos analizar cuales son nuestras posibilidades teniendo en cuenta las fuentes de luz previamente instaladas e incluso naturales, si es que las hay. Da igual cual sea el espacio, grande o pequeño, debemos sacarle el máximo partido. Las luces habitualmente son capaces de crear efectos ópticos que nos ayuden a crear un espacio más amplio a pesar de ser reducido. Podemos además usar animaciones y gráficos que aumentarán la calidad de nuestro evento.

Un ejemplo recomendable es utilizar la proyección del logotipo de la marca en las diferentes paredes del espacio. Esto no solo será un detalle estético, sino que además ayudará a que el nombre de la marca cale más en los asistentes del acto.

 

  • Añadidos

El sonido es un gran complemento de la luz en los eventos. Utilizando luz y sonido conseguiremos un efecto mucho más inmersivo en aquello que se está tratando. Jugar con las luces hará que el evento parezca todo un espectáculo, pero tampoco sería una buena decisión sobresaturar.

Todas estas nociones son consejos que pueden o no ser aplicables a cualquier caso. Eso sí, siempre hay que tener en cuenta la temática y las necesidades del lugar y no un “hacer por hacer”.  

José Antonio Ibánez, Becario Departamento Audiovisual

C/ Victor Pradera, 6
37007 Salamanca, España
Teléfono: 923 124 391
Móvil: 619 904 767
Comunica2@comunica2.org
https://comunica2.org
subir